25 cosas para mis 25 años

Bueno, hoy cumplo 25 años de existencia en este mundo. Mi cuarto de siglo, y es la primera vez que lo paso lejos de todo lo que conozco, así que se celebrará con botella de vino barato, comprar pan, queso y Netflix. En fin, aquí les dejo 25 cosas que he aprendido en estos 25 años (probablemente no en 25 años, sino tal vez en el último año, antes hacía muchas cagadas, ya estoy reformada).

1. El pico rojo hasta la muerte.
2.Un beso no es un contrato. Tenemos corazón de condominio, algunos (as) entran, otros (as) salen, y están los residentes perpetuos.
3. La distancia no arruina relaciones, sólo las modifica.
4. Ya no me molesta mi celulitis, aprendimos a convivir juntas.
5. Mi madre y mi abuela siempre tienen la razón.
6. Tengo a las mejores amigas del mundo, con ellas puedo contar para esconder un cadáver si es necesario.
7.  Parafraseando a Carlos Martínez Rivas, amo a los gatos porque me dan compañía sin quitarme la soledad. (Extraño a Schrödinger)
8. La soledad reconforta y te reacomoda.
9. Siempre quiero ser turista.
10. Ser permisiva conmigo misma.
11. Cuidarse el cuerpo no por vanidad, sino para mantener nuestra independencia.
12. Digan lo que digan, ser mujer es jodido en este mundo.
13. Aceptar que ser chaparra no siempre es malo (los conciertos siempre son un infierno si), tiene sus ventajas, como que tus piernas siempre van a tener espacio en un carros, bus, tren, avión.
14. Las penas siempre se pueden ahogar con pan, Nutella, vino y/o cervezas.
15. La cavanga es la mejor excusa siempre. No falla.
16. En Nicaragua, si un hombre te viola o te mata, existe la enorme posibilidad que el Estado ni la policía te amparen como mujer.
17. Laura Chinchilla logró quitarnos -a las mujeres- la posibilidad de volver a ser presidentas de Costa Rica.
18. Lo bailado nadie te lo quita.
19. Almorzar, cenar, desayunar, tomarte una cerveza sola, no está nada mal.
20. Como dice mi Lucila, la cumbia sana el alma.
21. No cambio las tortillas de maíz por nada de esta tierra, y no existe competencia contra la Salsa Valentina.
22. Saber decir no a la gente.
23. Existe gente mierda, pero también existe gente interesante, inteligente y buenísima nota… hasta en Tinder.
24. En Nicaragua no hay memoria histórica. No hay.
25. Nunca entrar al negocio de cambiar gente. No funciona, nunca vamos a cambiar a nadie.

Quisiera pensar que en 25 años de vida he aprendido más cosas que las enumeradas arriba, pero no le voy a dar ese gusto ni al colegio, ni a las monjas, ni a la universidad. Aprendemos en la vida, mientras caminamos, mientras la cagamos y mientras nos reímos. Y eso fue, si yu leiter.

P.D. Dispensen mi foto, pero esa es mi cara, y así me veo.